1. About us
  2. Products
  3. Recipes
  4. Contests
  5. Careers
CA EN

Japón y sus 125 millones de habitantes representan un mercado de 1,2 millones por año para el Grupo Leclerc. Un mercado exigente y fascinante que propone las galletas de arce Leclerc como un producto premium. Un regalo que da gusto ofrecer en cualquier ocasión.

La hoja de arce, un producto exótico

En Japón, los intercambios de regalos son más frecuentes que en el resto del mundo y esta es una costumbre muy arraigada. Las galletas de hojas de arce de Leclerc figuran dentro de la categoría de productos de lujo en Japón. Obsequiadas en diferentes ocasiones, son un regalo muy apreciado por los japoneses aficionados al jarabe de arce. La hoja de arce de la marca Tradition 1905, producida por Leclerc en Canadá, se exporta tal cual a Japón con su embalaje original ligeramente modificado - la lista de ingredientes está impresa en japonés en el lateral de la caja. “A los japoneses les gusta que el envase sea canadiense, es un producto importado para ellos y es importante mostrarlo”, dice Julie Therrien, Directora de Exportación del Grupo Leclerc, con sede en Vancouver.


Un producto de alta gama

Leclerc no sólo vende hojas de arce en Japón. “En total, unos diez productos Leclerc se exportan actualmente a ese país. Producimos galletas de hoja de arce para una cadena de grandes almacenes de alta gama que las venden con su propia marca”, explica Julie Therrien. Aunque se trate de una marca privada en este caso, el aspecto “canadiense” sigue siendo muy importante. Los japoneses brindan suma importancia al envase. “La presentación es tan importante como el producto”, destaca Julie Therrien. “Los japoneses son un pueblo que viaja mucho y lleva todas las tendencias a su país, pero imprimiéndoles el toque japonés antes de volver a comercializar estos productos. Así sucede con la barra de chocolate Kit Kat, considerada un producto de lujo y disponible en muchos sabores en el mercado japonés. Japón es como nuestro mundo recreado en el mundo de ellos”, comenta Therrien.


Elevados estándares de calidad

En Japón, las exigencias para los exportadores como Leclerc son muy elevadas. Julie Therrien explica que “para que un producto sea aprobado por el gobierno, las preguntas son más exhaustivas [que en otros países] y algunos ingredientes pueden ser rechazados o sujetos a gravamen”. Esto sucede con el arroz que contienen las barras de granola de una marca privada producida por Leclerc en su planta de Tennessee, “utilizamos un arroz específico para este producto distribuido por el cliente en Japón”, menciona Therrien. 

En total, unos diez productos, incluyendo las galletas hojas de arce, otras cinco variedades de galletas Célébration y galletas de marca Choco, además de las marcas privadas fabricadas por Leclerc, se exportan a Japón. Productos de importación muy solicitados que atraen a los consumidores y cumplen con los más altos estándares de este mercado difícil de penetrar.

Volver a la página de Cultura Lee el siguiente articulo